Somos
Productos para el hogar
Productos personales
Procesos de esterilización
Enlaces

www.serviquimex.com/ >Panificación>Buñuelos>

Buscar en el portal

Buñuelos

BUÑUELOS

(Rendimiento: 15 piezas)

(Tiempo de preparación: 3 h)

Ingredientes:

° ½ kg. de harina de trigo (4 ½ tazas)

° 6 cáscaras de tomate verde limpias (las hojas que envuelven al tomate)

° 3 huevos

° 3 cucharadas de manteca vegetal

° 1 taza de agua hervida o clorada (250 ml)

° ½ taza de leche (125 ml)

° ½ taza de azúcar (240 g)

° 1 cucharada cafetera de canela en polvo*

° 1 cucharada cafetera de polvo para hornear**

° ½ cucharada cafetera de semillas de anís*

° Aceite de cocina para freír (el necesario para cubrir perfectamente las tortillas)

* Puede conseguirlo en locales de semillas o autoservicios.

** Puede conseguirlos en tiendas de materias primas o tiendas de autoservicio

Miel de piloncillo (para acompañar)

° 1 ½ tazas de agua hervida o clorada

° ½ barra de piloncillo*

° ½ cucharada de anís entero

° 1 raja de canela

* Puede conseguirlo en tiendas de materias primas o tiendas de autoservicio

Utensilios:

° Pocillo de aluminio con capacidad de 1 litro

° Colador de orificio fino

° Paño limpio y húmedo de 50 x 50 cm

° Cacerola con capacidad de 2 litros

° Rodillo

° Sartén honda

° Trinche y/o tenedor para manipular el buñuelo en el aceite

° Platón o charola

° Bolsa grande de plástico o panera grande con tapa

° Etiqueta adherible

Procedimiento:

1. En el pocillo ponga a hervir la taza de agua con las cáscaras de tomate y el anís durante cinco minutos.

2. Cierna la harina, con ayuda del colador, en una superficie plana, limpia y seca, forme un hueco en el centro y añada la manteca, el polvo para hornear, la canela en polvo. Mezcle hasta que se integren perfectamente.

3. Vuelva a formar una fuente y agregue los huevos, la leche y 4 cucharas soperas de té de anís (preparado en el paso 1), Amase, trayendo la masa de los extremos al centro y aplastándolo sobre la superficie hasta que comience a despegarse de los dedos. E

ntonces, forme una bola alargada, tome uno de los extremos y azota como si fuera un martillo, el extremo de la masa que azotó, júntela con el extremo que tiene en la mano y azótela de la misma manera, unas

4 veces hasta que tenga burbujas y no se pegue en superficie y manos.

5. Cubra la masa con el paño limpio y húmedo, dejándola reposar por 1 hora dentro de la cacerola en un lugar tibio.

6. Transcurrido este tiempo, con las manos limpias, forme bolitas del tamaño de un tomate.

7. Coloque una bolita sobre la superficie plana y enharinada, estire con la ayuda del rodillo hasta formar una tortilla muy delgada. Forme, así, todas las tortillas, colóquelas sobre la superficie seca. 30 minutos después, empiece a freírlas en el aceite

caliente en la sartén con ayuda del trinche o tenedor hasta que doren.

8. Acomode los buñuelos en un plato o charola cubierto con una servilleta de papel o pedazo de papel estraza para que escurra el exceso de aceite y enfríen.

Miel de piloncillo:

1. Ponga al fuego un recipiente con el agua (1½ tazas) y cuando comience a hervir, agregue ½ barra de piloncillo, el anís y la canela. Deje hervir hasta que espese un poco (45 min. aproximadamente).

2. Cuele para eliminar los restos de anís y canela y vacíe en un recipiente limpio para bañar los buñuelos al servir.

Envasado y conservación:

Guarde los buñuelos fríos dentro de una bolsa de plástico o panera en un lugar seco y fresco.

Caducidad:

Los buñuelos elaborados mediante esta tecnología mantienen su frescura hasta por 4 días.

Aporte nutrimental:

Los buñuelos aportan a la dieta carbohidratos y grasas, nutrientes que generan la energía para realizar las actividades diarias; sin embargo, este alimento no debe consumirse en exceso. Los buñuelos también contienen proteínas provenientes del huevo y la

harina, que son indispensables para la formación y mantenimiento de los músculos.

Dato interesante:

Los buñuelos en México datan de la Época Virreinal; en el convento de San Jerónimo, Sor Juana Inés de la Cruz hizo, en el Siglo XVII una transcripción de recetas tomadas del libro de cocina del Claustro, entre éstas figuraban los famosos buñuelos de vien

to. Entre otros conventos, fundados desde aquella época, que se distinguieron por sus especialidades en panecillos y bizcochos, está el convento de San José de Gracia, donde preparaban los buñuelotes fritos y crujientes bañados con miel y azúcar.

Beneficios:

Al elaborar buñuelos, asegura la higiene y calidad. También puede prepararlos del grosor y tamaño que prefiera.

Recomendaciones:

El buñuelo debe quedar muy delgado. Para darse cuenta si está del grosor adecuado, compruebe que se pueda ver a través de él. Mientras más delgado sea el buñuelo será más crujiente.

El aceite debe estar muy caliente para que queden dorados.

Al freírlos, sumerja el buñuelo en el aceite y cuando éste se sienta duro, dele vuelta con mucho cuidado.

Puede agregar a la miel trozos de guayaba o tejocote.

Antes de freír los buñuelos puede sacudirlos con la ayuda de un trapo para quitar el exceso de harina.

COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Logo
Serviquimex Hidalgo 606 Zona Centro, León Guanajuato México. Teléfono (01477) 7-16-23-98